¿Como combatir las causas del dolor de articulaciones?


Las articulaciones son las uniones entre los huesos próximos, y son las encargadas de proporcionar movilidad y elasticidad al cuerpo. Las articulaciones están recubiertas de cartílago, que es un tejido firme y elástico que tiene las propiedades necesarias para almohadillar y permitir el roce entre los dos huesos que se articulan, amortiguando las cargas físicas.


El dolor de articulaciones
, o artralgia, está causado habitualmente por enfermedades crónicas como la artrosis, artritis reumatoide, reuma, osteoporosis, aunque también se produce por otros motivos, y puede verse incrementado por factores como el clima húmedo. Hay casos en los que no resulta posible eliminar por completo esta molestia, pero lo que sí se puede hacer es llevar a cabo determinadas acciones que ayuden a reducirlo.


Muchas de estas enfermedades se inician con la eliminación o cambio de las células que fabrican los componentes del cartílago: colágeno y proteoglicanos, produciendo dolor de articulaciones. A su vez, si se hinchan las articulaciones, el cartílago se reblandece, pierde resistencia, la capacidad de amortiguar, adelgaza o desaparece, dejando de proteger al hueso que está debajo.




La artrosis es una patología degenerativa en la que se produce una pérdida del cartílago, inflamación de la membrana sinovial y una debilitación de los músculos articulares. Los síntomas son el dolor de articulaciones, rigidez, inflamación y limitación de movimientos. En España, la artrosis afecta al 10% de la población general. Es la causa más importante de discapacidad entre los ancianos españoles. La artrosis se clasifica en:

  1. Primaria, por causa desconocida: Es el dolor de las articulaciones localizado, en las manos, hombros, codos, caderas, rodillas, etc.
  2. Secundaria por causa conocida: una enfermedad, una infección, uso excesivo de la articulación en el caso de los deportistas, etc.

En el caso de artrosis las molestias aparecen al utilizar las articulaciones y mejoran con el reposo. En fases avanzadas de la enfermedad, el dolor puede hacerse más continuo, y aparecer en reposo e incluso por la noche, necesitándose un tratamiento analgésico.


La artritis reumatoide es una enfermedad articular inflamatoria crónica debida normalmente a una infección previa por virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, virus de la rubéola y parvovirus que afecta en especial a manos, muñecas, rodillas y pies. La manifestación más frecuente de la AR establecida es el dolor de las articulaciones afectadas, que se agrava con el movimiento. Es habitual la rigidez generalizada, tras periodos de inactividad. Normalmente las articulaciones presentan inflamación, calor y limitación de los movimientos, siendo más destacado en las articulaciones de gran tamaño, como la rodilla.

En todos estos casos, la atención farmacéutica debe comenzar por la prevención de estos procesos. Para ello son imprescindibles las actuaciones sobre:la modificación de estilos de vida como: evitar la obesidad y dejar de fumar.

  • La adopción de medidas de corrección postural y la realización de ejercicios físicos aeróbicos, que pueden combinarse con ejercicios de fortalecimiento muscular, flexibilidad y coordinación motora (caminar, bailar, nadar, ir en bicicleta, yoga), siempre adaptados a la gravedad de la enfermedad.
  • La adopción de hábitos dietéticos saludables: introducción en la dieta de calcio y vitamina D en casos de osteoporosis y de suplementos alimenticios con colágeno.


Los suplementos alimenticios con colágeno ayudan a reducir este dolor, a la vez que tienen otros efectos beneficiosos:

  • Ayudan a regenerar los tejidos de nuestro cuerpo, en especial cartílagos, huesos y tendones.
  • Mantienen las articulaciones en perfecto estado de salud al mejorar su movilidad.
  • Ayudan a evitar y prevenir lesiones deportivas y a recuperarnos antes de ellas.
  • Disminuyen el dolor de articulaciones en personas de avanzada edad.
  • Mejoran el aspecto de nuestra piel, del cabello y de las uñas.

Los suplementos alimenticios con colágeno están especialmente indicados para personas con dolor originado por desgaste, envejecimiento o traumatismo, deportistas, personas con sobrepeso y mujeres a partir de los 40 años.

Es conveniente tomar estos suplementos al menos de un mes a tres meses para empezar a notar sus beneficios, principalmente la reducción del dolor de articulaciones. Los efectos beneficiosos duran mientras se tome el suplemento diario.


Popular Today
Trucos para pagar menos electricidad
Read more
10 trucos para ahorrar energía en casa (y un pastizal en facturas) Leer más: Ahorro y Consumo: 10 trucos para ahorrar energía en casa (y un pastizal en facturas). Noticias de Alma, Corazón, Vida http://goo.gl/Z2xgBV
Read more
Consejos de cómo manejar las finanzas
Read more
Las mejores 5 mascarillas caseras para tu rostro
Read more
MÁSCARAS DE ARRUGAS DESPUÉS DE 30 , 40, 50 EN EL HOGAR.GANADORES ARRUGAS EN CUALQUIER EDAD!
Read more
5 Excelentes Remedios Caseros Para Las Várices
Read more
Osteoporosis y su tratamiento
Read more
Remedios Caseros Para Las Várices Con Infusiones
Read more

Never Miss A Post!