Tratamiento de las varices en el hogar


Existe una enorme cantidad de tratamientos para las varices. Muchos de ellos son costosos, dolorosos e implican estar en reposo durante varios días. Pero también existen remedios caseros para las varices que son altamente efectivos, económicos y naturales. Cualquier persona puede preparar estos remedios en la comodidad de su hogar y disfrutar los beneficios de lucir piernas impecables en muy poco tiempo. Un tratamiento natural para las varices es una excelente manera de lidiar con este problema que tanto incomoda a mujeres de todas partes del mundo. Ya no tendrás que preocuparte por tapar tus piernas en un día soleado.

Los remedios caseros para varices se preparan a partir de elementos naturales. Los componentes de estas soluciones hechas en casa no son difíciles de conseguir ni son costosos. La propuesta es que las mujeres de hoy, ocupadas y llenas de obligaciones diarias, puedan armar sus propias cremas o infusiones para mejorar el aspecto y la salud de sus piernas. Los remedios caseros para eliminar las varices rápidamente son una herramienta poderosa y eficaz, que además de mejorar los problemas vinculados al sistema circulatorio, también mejorarán el bienestar de manera integral.

Componentes de los remedios para venas varicosas:

Extracto de ginkgo biloba: reduce la viscosidad plasmática, la agregación de las plaquetas y mejora la circulación sanguínea completa. Aumenta el riego sanguíneo periférico de los capilares y el central, vinculado a venas y arterias.



Extracto de centella asiática: es un componente esencial en los medicamentos y las cremas para eliminar las varices, ya que reduce la hinchazón, el malestar y la pesadez. Su principio activo son los tetraterpenoides, los cuales fortalecen y curan los tejidos, así como también previenen la aparición de nuevas varices.


Extracto de castaño de indias: mejora la circulación y tonifica las venas. Su principio activo más conocido es la aescina, la cual posee propiedades antiinflamatorias y vasoprotectoras. Además, impide la aparición de edemas, aumenta la resistencia de las paredes de las venas y reduce la permeabilidad de las mismas.



Arándano: el arándano favorece la circulación sanguínea, posee propiedades vasodilatadoras, antihemorrágicas y fortalecedoras de las paredes de las venas. Además, es rico en bioflavonoides y vitamina P. Una infusión realizada a partir de una cucharadita de arándanos secos en una taza de agua es una solución eficaz contra las varices. Consumir dos tazas por día.



Caléndula: la caléndula mejora el tono de las venas y las hace menos susceptibles a la degeneración debido al paso del tiempo. Es anti-inflamatoria, repara tejidos dañados, alivia el dolor de varices y reduce la hinchazón. El uso prolongado de la caléndula hace que las varices desaparezcan completamente. Para formar una crema natural a base de caléndula, es necesario tomar sus pétalos y lavarlos. Luego, molerlos hasta obtener una pasta. Aplicar la pasta sobre las varices a la noche, antes de ir a dormir. A la mañana siguiente, enjuagar. Repetir el procedimiento hasta que las varices desaparezcan por completo.



Ciprés: el ciprés se utiliza para el tratamiento de enfermedades del aparato circulatorio que implican la inflamación de las venas. Este tipo de anomalías causan dolores en las piernas, pero gracias a un remedio casero para las varices hecho a base de ciprés las molestias desaparecerán. Cocer dos cucharadas de hojas secas de ciprés en un litro de agua durante 10 minutos. Colar y dejar enfriar. Tomar 7 cucharadas diarias. Esta preparación también se puede aplicar por vía externa sobre las varices con la ayuda de un algodón.


Corteza de pino: la corteza de pino posee antioxidantes que mejoran la circulación sanguínea y reparan los tejidos. Además, su consumo fortalece las paredes de las venas y alivia la hinchazón. El extracto de corteza de pino se adhiere al colágeno presente en las paredes de las venas y hace que los capilares se vuelvan más fuertes y elásticos. Al lograr esto, mejora la circulación y reduce la presión sanguínea. Además, posee propiedades anti-inflamatorias que reducen la inflamación crónica. Ingiere el extracto de corteza de pino en forma de suplementos todos los días, de 50 a 100 mg en cada ingesta, tres veces por día.


Hammamelis: las propiedades astringentes de esta hierba actúan sobre el sistema circulatorio y desinflaman y alivian la pesadez producida por las varices. Se puede utilizar hammamelis tanto por vía externa como por vía interna. Por vía interna se debe agregar una cucharadita de hojas secas de hammamelis a una taza de agua hirviendo. Dejar reposar cinco minutos y tomar dos tazas al día. Por vía externa, se puede aplicar agua de hammamelis directamente sobre las varices con un algodón.


Los remedios para las venas varicosas anticoagulantes impiden la coagulación de la sangre y, por lo tanto, evitan la formación de coágulos sanguíneos en el interior de las venas. Asimismo, evitan el alargamiento y la migración de un coágulo ya existente. Son utilizados para el tratamiento de las varices o para evitar la aparición de una flebitis.

La flebitis es una enfermedad cardiovascular que implica la obstrucción completa de una vena. Es consecuencia de la formación de un coágulo de sangre en una vena, conocido como trombo. A veces, el trombo puede dirigirse hacia la circulación pulmonar y provocar una embolia pulmonar. Un anticoagulante, además de ser un medicamento para las varices, previene las embolias pulmonares.

Popular Today
Cómo ganar masa muscular?
Read more
​Cómo ahorrar hasta un 75% en la factura de la luz
Read more
5 bebidas con cacao que te ayudan a perder peso
Read more
María Casas encontró la forma de perder peso, y ahora quiere ayudar a los demás
Read more
16-Remedios natural contra la micosis
Read more
¿Cómo van a conseguir que adelgace?
Read more
Remedios caseros y naturales para aclarar la piel
Read more
¡Qué pasa con la gente que le gusta comer la col!
Read more

Never Miss A Post!